POLÍTICA | Ritondo machista | Ataque de Ritondo | Cecilia Moreau

Repudios a la violencia machista de Ritondo contra Cecilia Moreau

Distintes dirigentes se expresaron contra la agresión que el diputado nacional por el PRO cometió para con la presidenta de la Cámara de Diputados.

Su relación con el mundo de los barras del fútbol le jugó en contra a Cristian Ritondo. Lo cierto es que, por unos segundos, este jueves el diputado nacional por el PRO y precandidato a gobernador bonaerense pareció estar en los tablones de algýn estadio de Mataderos dedicándole un gol a gente del barrio de Chacarita.

Moreau a Negri: "Yo no sé cómo trata a su mujer, a mí no me trata más así"

La frustrada sesión por la creación de nuevas universidades nacionales que aconteció este jueves en la Cámara Baja fue una gran performance de Juntos por el Cambio, un acting que incluyó gritos, insultos, golpes en las bancas y gestos obscenos hacia la titular del cuerpo, Cecilia Moreau, quien en la misma jornada debió haber sido reelegida en su cargo según lo que se preveía hasta horas antes del bochorno macrista.

Ni el PRO, ni la UCR ni la extrema derecha de Milei querían votar la propuesta oficial e hicieron todo lo posible por romper la sesión, a caballo de los conceptos que alguna vez esbozara María Eugenia Vidal en un encuentro con empresarios: ¿para qué quieren universidades los pobres si no pueden ir? 

Pero la frutilla del agrio postre preparado por JxC, que en el Congreso no deja ver a paloma alguna entre la marea de halcones, fue la agresión de Cristian Ritondo mientras se retiraba triunfal junto a colegas de la talla de Fernando Iglesias, Waldo Wolff y el hoy estelar Gerardo Milman

La imagen es contundente: Ritondo mira a Cecilia Moreau y le dedica el gesto de introducir el dedo índice de la mano izquierda en un círculo formado por el índice y el pulgar de la otra mano.

Quizá supuso que nadie lo había visto, pero el gesto se vio y tuvo fuertes réplicas.

Desde el Frente de Todos no tardaron en cuestionar el ademán. Mónica Litza, del Frente Renovador, aseguró que "el grado de violencia que vivimos hoy en la Cámara de Diputados es inaudito".

"Si bien hace rato que Juntos por el Cambio viene teniendo actitudes agresivas y misóginas (tanto de sus integrantes varones como de las mujeres); lo de hoy cruzó un límite. Decidimos con las compañeras de nuestro bloque impedir más agresiones hacia Cecilia Moreau; por respeto a su investidura como presidenta de la Cámara y por el hecho de ser mujer", agregó la legisladora en declaraciones a Télam.

Para Litza, "es increíble también que las mujeres de Juntos por el Cambio no pongan freno a sus compañeros. Muchas de ellas identificadas con la lucha en defensa de las mujeres. Raro, ¿no?".

"Tienen doble vara para todo. Con una cara miden las designaciones de los consejeros de la magistratura en el Senado y con otra, las designaciones en Diputados. Doble vara con respecto del acatamiento del fallo del juez Cormick. Con una, aceptan que se apele el fallo. Pero con otra, rechazan la parte dispositiva. Doble vara para defender a las mujeres de la agresión machista. Algunas son dignas de su defensa y otras no", ejemplificó.

Por su parte, Gabriela Estévez, del FdT por Córdoba, advirtió que "esta tarde Juntos por el Cambio terminó de cruzar una línea roja. El nivel de violencia contra la presidenta de la Cámara de Diputados Cecilia Moreau es inadmisible".

"No respetan su autoridad institucional, gritan encima de ella cuando habla, la agravian, amenazan e insultan con total impunidad. Jamás hicieron ni harían lo mismo con un varón. Son violentos y misóginos. Pero tienen la protección del partido judicial y los medios hegemónicos", añadió.

Mónica Macha (FdT-Buenos Aires), en tanto, señaló: "Cuando decimos que la cultura de la violación como práctica política está vigente nos referimos a esto que hace Ritondo. Es violencia política y es violencia hacia las mujeres".

Para Marisa Uceda (FdT-Mendoza), "la conducta de Ritondo fue vergonzosa desde que entró en el recinto, gritaba, realizaba ademanes, pretendió usar el gentilicio 'venezolana' para agraviar a una diputada mientras hablaba y coronó con el gesto obsceno hacía la presidenta de la cámara, un claro desprecio a la institucionalidad que pregonan y una conducta misógina y vulgar".

Pasadas tres horas del final de la sesión y cuando el video del gesto ya se empezaba a viralizar, Ritondo tuiteó: "Lo subo yo también: grito porque se cagan en el Congreso, en el reglamento, en las leyes, en las instituciones. Grito también porque se negaron a darme la palabra. Solo aparecen para apretar a la Justicia. Ese soy yo, el del video, gritando que no había quórum".



El video subido por el líder del PRO mostraba la imagen previa al gesto pero no el momento en sí.

 

Dejá tu comentario