Actualidad

PayPal, guía rápida de uso

Fuente de la imagen: Pixabay.com
Fuente de la imagen: Pixabay.com

Nuestro contexto actual no puede entenderse sin internet. La conectividad constante e ininterrumpida que ofrece este canal comunicativo, ha cambiado todas las normas de juego. Los métodos de pago también han evolucionado, eliminando progresivamente las transacciones presenciales para implementar herramientas digitales. Una de las más populares es PayPal, un concepto que hoy en día puede verse en infinidad de webs y portales.

En esta guía, vamos a responder a las dudas principales que se puedan derivar del uso de esta plataforma.

¿Qué es PayPal?

PayPal es un banco digital creado en 1998 que permite realizar transacciones económicas de manera virtual. Funciona como una cuenta bancaria que se rige por una serie de parámetros y funciones concretas que buscan aumentar los estándares de seguridad. Además, PayPal no se limita únicamente al comercio electrónico, sino también otro tipo de compras online. Uno de sus usos está relacionado con el iGaming. Existen muchos casinos con PayPal hoy en día, como los que puedes encontrar fácilmente en esta lista de Oddschecker. Esto se debe a que PayPal es un método de pago muy seguro que protege al usuario de sorpresas desagradables, devolviendo el dinero al jugador en caso de fraude y monitoreando cada transacción realizada por el huésped.

¿Cómo y dónde usar PayPal?

Para usar PayPal, lo primero que hay que hacer es registrarse en el portal. Cuando se tramita el alta –un proceso que es totalmente gratuito-, se deben vincular otros métodos de pago clásicos, como es el caso de una tarjeta de crédito o una cuenta del banco al que se esté asociado.

PayPal puede utilizarse en infinidad de tiendas y comercios; la mayoría de los portales web que admiten esta forma de pago incluyen un banner en la zona inferior de la página con el logo de la plataforma. Su presencia deja entrever que este método de pago se puede utilizar de forma segura en ese sitio. El servicio puede usarse para enviar dinero entre amigos y familiares, con un sistema muy similar al de una transferencia clásica realizada por un banco. Las notificaciones y correos avisan de todas las fases del proceso.

Fuente de la imagen: Pixabay.com
Fuente de la imagen: Pixabay.com

Ventajas y puntos débiles

Como cualquier otro sistema, PayPal presenta puntos fuertes y debilidades. Si nos centramos en el aspecto positivo, uno de los pilares de la plataforma es la seguridad que intenta transmitir a sus usuarios. Existen claves de cifrado que evitan el hipotético robo de datos y se implementan muchos protocolos de seguridad que se van actualizando. La interfaz ayuda, ya que es clara y concisa.

PayPal es una opción de transacción muy extendida en el mundo online, transmitiendo una sensación de confianza. También protege al comprador en caso de que el producto comprado no sea acorde a la oferta publicada, ofreciendo opciones para recuperar lo invertido. Su fama le precede y, si se ha ido expandiendo progresivamente desde el año 1998, es un buen síntoma de su funcionamiento.

Si nos centramos en los puntos débiles, vemos como las transferencias no son inmediatas en algunos casos, y para trasladar el dinero a una cuenta bancaria se pueden aplicar tarifas si se quiere disponer del capital de manera automática.

Como cualquier otra herramienta, su implementación está limitada a las necesidades del propietario de la tienda o empresa. No es un método tan universal como lo son las tarjetas de crédito, y es obligatorio investigar e indagar si PayPal se acepta como opción de pago. Las personas que no estén tan versadas en el mundo digital quizás puedan tener algunas dudas que requieren la lectura de cláusulas e instrucciones, pero es una situación que se expande a todas las personas que han quedado afectadas por la brecha digital.

 



Dejá tu comentario