MUNDO | rusia | media sanción | valores tradicionales | discriminación y odio | "propaganda gay"

Rusia prohíbe la visibilidad LGBTIQ+ para todas las edades

A partir de la ampliación de una norma ya existente, Rusia aprobó una ley que prohíbe expresiones públicas, asesoría y visibilidad LGBTIQ+ en internet, medios de comunicación y producciones culturales, fundándose en los "valores de la familia tradicional" y en la "guerra ideológica contra Occidente".

Agencia Télam.
Agencia Télam.

Este jueves la Cámara baja del Parlamento ruso aprobó, por unanimidad, enmiendas que amplían el alcance de una ley de la "propaganda gay", que prohíbe todo tipo de visibilidad LGBTIQ+.

"La promoción de las relaciones sexuales no tradicionales está prohibida", dijo en un comunicado el jefe de la Cámara baja del Parlamento (también conocido sencillamente como Duma), Viacheslav Volodin.

"Esta solución protegerá a nuestros hijos y al futuro de este país de la oscuridad difundida por Estados Unidos y los países europeos", prosiguió. De infringir la nueva ley, se castigará con una multa que asciende a los 10 millones de rublos (unos 160.000 euros).

Esta medida no es nueva: es una versión ampliada de un texto de 2013 que prohíbe la "propaganda" LGTB+ hacia los menores. Ahora, con las enmiendas aprobadas, se prohíbe también "promover relaciones sexuales no tradicionales" entre todos los públicos, en los medios de comunicación, en Internet, en libros y películas, según informó la agencia de noticias AFP.

La ley sobre “propaganda gay”, que formalmente recibió el nombre de “ley para la protección de niños y niñas frente a la información que promueva la falta de valores familiares tradicionales” tuvo serias consecuencias para las juventudes e infancias LGBTIQ+. Acentuó la hostilidad que padecen las personas del colectivo en Rusia y, a su vez, eliminó el acceso a la educación y los servicios de apoyo inclusivos para las personas LGBT, legitimando las agresiones y fomentando el odio contra el colectivo, puesto que aunque una ley prohíba la visibilidad, no significa que la población desaparezca. La ley del 2013 impidió que los consejeros y el personal de salud mental puedan contener a los niños y niñas que tuviesen preguntas sobre orientación sexual e identidad de género.

Este amplio ámbito de aplicación, así como la interpretación subjetiva permitida por el vago concepto de "promoción", hacen temer una mayor represión de las comunidades LGBTIQ+ en Rusia, que ya son objeto de una fuerte discriminación.

 

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

 

Para que el texto se convierta en ley, aún debe ser validado por la Cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Federación, y firmado por el presidente Vladimir Putin, pero son trámites formales.

La aprobación de esta nueva ley, que fue criticada por muchos países vecinos, se produce tras años de represión contra las comunidades LGBTIQ+.

El Kremlin se dice defensor de los valores "tradicionales" frente a un Occidente que se le antoja decadente.

RT publicó hace algunos años un fragmento del documental 'The Putin Interviews', en donde le preguntan sobre la "ley de propaganda gay", en ese momento prohíbida únicamente para menores de edad:

"Hay una ley que prohíbe la propaganda de la homosexualidad orientada a menores de edad. La lógica de esta ley es dar a los niños la oportunidad de crecer tranquilamente sin que nadie influya en sus consciencias. Una vez que el niño crezca, puede tomar cualquier decisión sobre cómo organizar su vida, incluida la personal y la sexual. Según nuestra ley a los 18 años ya se es adulto y desde entonces no hay restricciones en lo absoluto.
Mi deber como jefe de Estado es proteger la familia tradicional. ¿Por qué? Porque el matrimonio entre dos personas del mismo sexo no produce descendencia y debemos cuidar la tasa de natalidad del país.

El Kremlin, así como la mayor parte de la población mundial, no parece ser consciente de que la heterosexualidad engendra millones de niños y niñas por año, y que una buena parte de ellos son abandonados por sus familias y adoptados por parejas homosexuales, bisexuales y transgénero, quienes le dan una vida digna.

Funcionarios de alto rango han presentado esta ley como un acto de defensa en la guerra ideológica contra Occidente, en un momento en que las tropas de Moscú luchan en Ucrania.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, alertó hoy que el endurecimiento de la legislación rusa anti-LGBTIQ+ supone un "duro golpe" para los derechos humanos de las personas que conforman dicha comunidad.

"La reforma de la ley rusa que prohíbe la información sobre cuestiones LGTBI constituye un nuevo golpe contra la libertad de expresión y los derechos humanos de estas personas en Rusia", dijo Blinken en Twitter.

El jefe de la diplomacia estadounidense pidió a los diputados rusos que retiren la ley y aboguen por "respetar los derechos humanos y la dignidad de todos".

Esta ley tiene su antecedente en la «sección 28» introducida por el gobierno de Margaret Thatcher el 24 de mayo de 1988 y vigente hasta el año 2003, que prohibía a las autoridades locales «promocionar intencionadamente la homosexualidad o publicar material con la intención de promocionar la homosexualidad» y «promocionar la enseñanza de la aceptabilidad de la homosexualidad como una supuesta relación familiar en cualquier escuela subvencionada».

 

 

 

¿QUERÉS ACOMPAÑAR A INFONEWS?

>CLICK AQUÍ<

Dejá tu comentario