SOCIEDAD | Derechos Humanos | dictadura | Horacio Pietragalla Corti | juicios | justicia | lesa humanidad

Justicia en carreta: "Es necesaria una mayor celeridad en los juicios de lesa humanidad"

Así lo reflexionó el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti. Dijo además que "venimos de una impunidad de hace más de 30 años".

El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, destacó las sentencias dictadas esta semana en los juicios de delitos de lesa humanidad cometidos en Campo de Mayo y en la causa por los llamados "Vuelos de la muerte" y pidió una "mayor celeridad" por parte de la Justicia teniendo en cuenta que "venimos de una impunidad de hace más de 30 años".

En una entrevista con Télam, el funcionario hizo un balance sobre las dos condenas conocidas esta semana, remarcó que los procesos judiciales en el país son "hechos relevantes mirados en la región y en el mundo" y destacó que los represores cuentan en el país con "todas las garantías de la ley" al tiempo que los jueces tienen "total independencia para decidir".

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

El lunes, la Justicia condenó a prisión perpetua a cumplir en cárcel común a cuatro exmilitares del Ejército por los llamados "Vuelos de la muerte" de la última dictadura cívico-militar, operativos que consistían en arrojar vivos y drogados al mar a detenidos-desaparecidos que estaban en centros clandestinos, como los que funcionaron en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), el más grande del país, o en Campo de Mayo.

En tanto, el miércoles se conoció la sentencia en la denominada megacausa Campo de Mayo. en la que se dictaron diez condenas a prisión perpetua y otras nueve de entre 4 y 22 años de cárcel para 19 exmiembros de Fuerzas Armadas y de seguridad acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar.

- Télam: ¿Qué opinión le merecieron las sentencias conocidas esta semana?

- Pietragalla Corti: El veredicto de Vuelos fue impecable, mientras que en Campo de Mayo tenemos la conformidad respecto de que todos los imputados fueron condenados. Había cierto temor de que alguno pudiera ser declarado inocente pero las pruebas y los testimonios permitieron llegar a las condenas. Las querellas habían pedido penas más altas en algunos de los casos, ya que se habían solicitado alrededor de 17 perpetuas y se dieron 11. Asimismo, hubo dos casos en los que se dieron penas muy bajas y creemos que eso será apelado por las querellas, que van a continuar con el proceso judicial que se acostumbra. Sin embargo, lo que destacamos es que estos juicios demuestran que los procesos se realizan en nuestro país con todas la garantías, y que además, los jueces tienen autonomía para decidir. Celebramos estas condenas ya que creemos que son importantes no sólo para la reparación de las víctimas y para la Justicia de los que hoy no están con nosotros, sino también para seguir consolidando el compromiso de Memoria, Verdad y Justicia, que venimos impulsando. Y sobre todo, en un contexto donde vemos últimamente como afloran los discursos de odio en la sociedad y donde además, lo hacen incluso, con representación parlamentaria. Frente a este panorama, creemos que el camino es continuar con los procesos judiciales, y mejorarlos.

- T: ¿Cuál sería la forma de mejorar los procesos?

- P: Por ejemplo, en la megacausa de Campo de Mayo donde había 22 imputados, el proceso se hizo tan largo que en el camino fallecieron dos imputados, y uno fue declarado insano por su enfermedad. Esto es algo que venimos marcando hace tiempo: los juicios, para mejorar, tienen que tener una mayor celeridad ya que no puede ser que haya una sola audiencia por semana. Son procesos muy largos, con muchos testigos, con muchos elementos y muchas víctimas, y todo esto se dilata si las audiencias tienen esa periodicidad, por eso hace tiempo que le venimos reclamando a la Justicia esta cuestión. Hacer una audiencia semanal nos resulta un disparate. No queremos impunidad biológica, porque se dilata el tiempo y ya hubo muchos años de impunidad.

- T: ¿A qué se debe esta falta de respuesta de parte de la Justicia?

- P: En un punto, está vinculado al poco interés que tiene esta Corte Suprema de Justicia en que se avance. Tenemos que tener en cuenta que previamente a esta situación, hubo más de 30 años de impunidad, no es que estamos juzgando a los genocidas desde el día uno. Lamentablemente eso tampoco lo consideran. Además, este retroceso se intensificó con la llegada de Mauricio Macri, con su discurso negacionista y con la intervención que hizo en el alto tribunal con los miembros que puso. Claramente estamos distantes de la mirada de reparación integral que tenemos que tener sobre la violación de los derechos humanos que ocurrieron durante la dictadura militar.

- T: Pasados más de 40 años, ¿se puede decir que con las sentencias de esta semana hubo justicia?

- P.: Si, yo creo que si, porque no somos algo aislado. En estas cuestiones siempre tenemos que mirar al mundo, a la región, y ver también nuestra propia historia. Ellos nos miran a nosotros también. Por ejemplo, si hablamos de dictaduras militares, sabemos que toda la Patria Grande sufrió dictaduras militares y sin embargo, el proceso argentino es único. Justamente ayer intercambié mensajes con Paulo Abrao, exsecretario de la secretaría de Derechos Humanos del expresidente Inacio Lula da Silva, y quien además se desempeñó como titular de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y me contaba que estaba saliendo de Campo de Mayo, y que le parecía increíble lo que está haciendo la Argentina. Esta mirada la tienen muchos sectores, por eso hoy estamos colaborando como estado con Chile para fortalecer y pensar las políticas de reparación que tienen que llevar adelante, por la experiencia que tiene la Argentina en esta materia. Brasil también está recorriendo un camino similar. Hoy se están organizando las organizaciones sociales y de derechos humanos para pensar una reparación a lo que fueron los delitos de la dictadura, pero también las graves violaciones de derechos humanos cometidas en democracia. Estamos colaborando con ellos, asesorando en esos procesos, y lo hacemos tratando de contarles nuestras experiencias. Todo eso suma para poder acelerar esos procesos que tienen países que además, ni siquiera tuvieron un juicio a las juntas.

¿TE GUSTÓ ESTA NOTA?

SUMATE A INFONEWS

>CLICK AQUÍ<

- T: A la luz de la historia, ¿qué importancia tuvo aquel Juicio a las Juntas en relación con los procesos que se realizan hoy?

- P.: Fue importante porque fue un comienzo diferente. Nuestro proceso empezó con ese juicio. Después, en el medio, hubo retrocesos muy fuertes con las leyes de impunidad, la de Obediencia Debida y Punto Final, a las que continuó el indulto. Sin embargo, después supimos -por insistencia de los organismos y por el reclamo histórico de nuestras Madres y Abuelas de Plaza de Mayo- continuar en el camino de la justicia; y la política, también pudo reparar con la llegada de Néstor y Cristina Kirchner.



Dejá tu comentario