SOCIEDAD | femicidio

Doble femicidio de Constitución: marchan al Congreso para reclamar ser parte de la querella

A dos años de los crímenes de Romina y Abril Wilson, denuncian trabas para formar parte en el debate oral en el juicio del asesino, que fue capturado por la lucha de las amigas y familiares.

A dos años del doble femicidio de Constitución, piden a la justicia que se amplie los vínculos para ser querellantes en este tipo de crímenes. La convocatoria frente al Congreso Nacional recuerda que fueron las amigas de Abril y Romi Wilson que lograron localizar al asesino que se había fugado.

Facebook
Facebook

La nota dice: "Sus amigas y familiares desde que decidimos conformarnos como parte querellante de la causa, solo recibimos respuestas arbitrarias e innumerables trabas por parte de la justicia".

"Exigimos a los jueces del Tribunal de Casación Penal que permita a la tía de las victimas tener una querella plena de facultades, con la posibilidad de presentar la elevación a juicio y poder tener de esta manera un rol activo en el juicio oral", señalan desde la página de Facebook "Basta de femicidios - Justicia por Abril y Romi".

Denunciaron que "el pasado 10 de febrero, tras 7 meses de silencio, este mismo Tribunal ha decidido negarnos a las amigas conformarnos como parte querellantes, invisibilazando de esta manera toda la lucha que venimos dando y los aportes concretos a la causa que hemos hecho. Fue gracias a nuestra lucha incanzable que hoy el femicida está en prisión preventiva, tras 12 meses de fuga".

Facebook
Facebook

Piden las manifestantes que en femicidios los jueces hagan."Una interpretación más amplia y contextualizada de la ley. Es inaceptable que hoy, ante el numero exorbitante de femicidios, solo puedan conformarse como parte querellante madre, padre y/o cónyuge (siendo este último generalmente el responsable del crimen). En nuestro caso, esta necesidad es más evidente ya que se trata de un doble femicidio, y quienes llevaron adelante la lucha fuimos sus amigas".

Además, piden adhesiones en:  [email protected]  

EL FEMICIDA ENCONTRADO POR LA LUCHA DE LAS AMIGAS

Juan José Campos, está acusado del doble homicidio de Elizabeth Angélica Wilson, de 44 años, conocida como "Romina" y su hija Stefanía Abril Wilson, de 19.

Campos fue capturado el 22 de febrero del año pasado en territorio santafesino, donde se hacía llamar Guillermo Aráoz, para ocultar su verdadera identidad tras un año de los femicidios.

El 22 de febrero de 2015, los cadáveres de las dos mujeres fueron encontrados con signos de violencia extrema, en un departamento de la calle Constitución al 1700. Según el informe de médicos forenses, los cuerpos presentaban entre seis y siete puñaladas. De acuerdo con la investigación, el hombre mató a las dos mujeres dos días antes de que fueran encontrados sus cuerpos.

Durante 48 horas, el hombre habría convivido con los cadáveres en el departamento que habitaba. El día en que se produjo el doble homicidio, los vecinos escucharon gritos desgarradores, pero Campos utilizó el teléfono de su pareja y así hacerse pasar por ella, para decirles que estaba bien, según contaron familiares de las víctimas.

La lucha de familiares y amigas de las víctimas, quienes habían realizaron frente al Congreso Nacional una marcha para recordar a las víctima y la difusión que tuvo en los medios esa movilización hizo que una mujer que vive en la capital santafesina reconociera una foto de Campos como la de un vecino suyo.

La mujer hizo una breve búsqueda por Internet y a través de redes sociales contactó a una de las amigas de las víctimas para aportar el dato de que el presunto femicida vivía en Santa Fe con la falsa identidad de Guillermo Aráoz junto a una mujer y con su hija adolescente, cuyos perfiles eran similares a las víctimas de Constitución.

Un investigador policial aseguró explicó que a esta nueva pareja santafesina "la engañó y conquistó" para ir a convivir con ella, de la misma manera que había logrado relacionarse con su víctima de Constitución, es decir, a través de la red social Facebook.



Temas

Dejá tu comentario