MUNDO | estado islámico

Canadá interrumpe bombardeos al ISIS en Irak y Siria

El gobierno canadiense anunció sin embargo que destinará mayores recursos para capacitar a las fuerzas iraquíes, en su combate contra el Estado Islámico.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció que pondrá fin el próximo 22 de febrero a sus ataques aéreos contra posiciones del Estado Islámico (ISIS) en Siria e Irak, donde el grupo yihadista quiere instaurar un califato y es combatido por una coalición internacional.

El mandatario canadiense dijo que después de esa fecha regresarán los seis cazabombardeos destacados en Irak para combatir al ISIS, pero anunció que triplicará el número de sus militares responsables de tareas de capacitación y entrenamiento hasta llegar a 210 y destinará más de 610 millones de dólares en ayuda humanitaria a la región, informó la agencia de noticias EFE.

"Apoyaremos a las fuerzas iraquíes en su lucha contra el ISIS, para que recuperen sus hogares, su tierra y su futuro"

El premier canadiense, que llegó al poder en octubre pasado, señaló durante una rueda de prensa en Ottawa que el nuevo plan permitirá "ser más efectivo" en la lucha contra el ISIS.

Y destacó que la retirada de los seis cazabombarderos CF-18 canadienses ha sido consultada con sus principales aliados, incluidos Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Francia, así como el gobierno iraquí.

"Las fuerzas armadas canadienses destinarán ahora más recursos para capacitar a las fuerzas de seguridad iraquíes. Apoyaremos a las fuerzas locales para que combatan directamente al ISIS para que, kilómetro por kilómetro, recuperen sus hogares, su tierra y su futuro", agregó.

ESTRATEGIA ANTERIOR

El anterior Gobierno canadiense del primer ministro conservador Stephen Harper envió en 2015 a Irak cazabombarderos CF-18, así como aviones de vigilancia electrónica y abastecimiento como contribución canadiense a la coalición que combate al ISIS.

Durante la campaña electoral de los comicios generales del 19 de octubre, Trudeau, entonces líder del opositor Partido Liberal y hoy primer ministro canadiense, prometió que retiraría los CF-18 por entender que las campañas aéreas sólo tienen efecto "a corto plazo". Y lo hizo.



Dejá tu comentario