MUNDO | escándalo con lula

La discusión entre defensores y opositores terminó a las trompadas

Partidarios del ex mandatario se congregaron en la puerta de su domicilio para brindar apoyo y se enfrentaron con sus detractores, que lo acusan de corrupto.

Horas de tensión se vivieron tras el allanamiento a la vivienda del ex presidente de Brasil, Lula Da Silva, y luego que este fuera llevado en forma obligada a declarar ante la Justicia.

Los partidarios del ex mandatario se congregaron frente al domicilio para darle aliento y apoyo frente a lo que consideran una "persecución" contra el líder por parte de la oposición de derecha.

En tanto, al lugar también se acercaron detractores de la gestión del ex presidente y el encuentro entre ambos sectores produjo momentos de fuerte tensión.

Tras el intercambio de insultos entre ambos bandos, hubo agresiones con golpes de puño y las fuerzas de seguridad tuvieron que intervenir para que los hechos no pasaran a mayores.

Desde el Instituto Lula emitieron un comunicado defendiendo al ex presidente y denunciando la persecución de los sectores más conservadores contra el líder petista. 

El juez federal Sergio Moro ordenó hoy el allanamiento de la casa del ex mandatario y otros domicilios para dar con pruebas que confirmen el vínculo del líder petista con un operativo de lavado de dinero en la petrolera estatal Petrobras para apropiarse ilegalmente de 2 mil millones de dólares. 



Dejá tu comentario