PALABRERÍO | marta dillon | lecturas sugeridas | aparecida | desaparecidxs | dictadura militar | búsqueda por la identidad

"Aparecida", de Marta Dillon: la búsqueda de una hija con una madre desaparecida

¿Cómo es la vida un hijx después de la desaparición forzada que tuvo lugar en la última dictadura militar? ¿Cómo convive el duelo en suspenso con la aceptación de saber con qué vas a encontrarte al final? Esta reseña te invita a conocer la Historia hecha carne.

Tapa del libro
Tapa del libro "Aparecida", de Marta Dillon.

En un contexto en que la última dictadura militar cobra protagonismo con las recientes noticias del hallazgo de dos nuevos nietos que han sido, por fin, restituidos en sus identidades, Infonews te trae una recomendación que no podés dejar pasar. Se trata de "Aparecida", de la reconocida autora Marta Dillon, también activista por el feminismo, por el colectivo LGBTI y de derechos humanos.

"Aparecida" es un relato que se basa en la autobiografía de Dillon, que es hija de una madre desaparecida y llamada Marta Taboada. Fue publicado en 2015 por Sudamericana.

Tras 35 años de búsqueda, el relato inicia en el momento en que la autora se encuentra con los restos de su madre. Lo sabe: lo que espera recuperar son un pequeño montón de huesos que le pertenecieron a quien fue su mamá. Con ayuda de H.I.J.O.S. y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Marta va y viene recopilando todos los datos que puede para reconstruir la historia.

Aquí están, estas son las novedades editoriales de 2023

El libro intercala reflexiones y escenas pasadas de una ardua búsqueda que duró más de tres décadas, y está construido desde una amalgama de géneros: investigación de archivo, autobiografía, crónica, novela y poesía. Dillon nos regala una lectura nostálgica, sin lugar a dudas, que debería trascender las generaciones futuras para sensibilizar y seguir construyendo un consciente colectivo que recuerda.

La autora.
La autora.

"Cuando tenía 18 años encontré el nombre de mi madre en el Diario del Juicio, que transcribía los testimonios de quienes se habían sentado frente al tribunal en la causa 0, la que juzgó a los comandantes de la dictadura a principios de los años 80, apenas comenzada la democracia. Una y otra vez releí el párrafo “una médica, Elena de la Rosa, y una abogada, Marta Taboada”. Era ella, sin duda, la profesión y el nombre", narra Dillon. A partir de entonces, jamás dejó de buscarla.

"En el vaivén de la búsqueda, Antropólogos —EAAF— siempre fue un destino. Buscado porque al menos allí generan la ilusión de que algo se puede hacer. Porque lo que ellos rescatan de la sombra es algo concreto. La primera vez que fui, hace una vida atrás, me retiré con la tarea de buscar fotos de su dentadura, fotos en las que sonriera", recuerda. EAAF es una figura mencionada repetidas veces a lo largo del texto, una figura central que, también actualmente, recompone y enhebra los hilos de tantas historias desencontradas, perdidas, borradas.

 

SOMOS UNA COOPERATIVA

NOS AUTOGESTIONAMOS

VOS NOS FINANCIÁS

¿CÓMO?

>CLICK AQUÍ<

 

Dice también que el teléfono del equipo forense "estaba en mi memoria tanto como tenía que recurrir a Internet para buscarlo cada vez que lo necesitaba. Lo había hecho sonar a lo largo de los últimos veinte años con esa regularidad arbitraria del impulso de buscar a un desaparecido. O de buscar los rastros de ella, mi mamá. Un impulso urgente por un breve lapso de tiempo en el que a veces algo más se encuentra: una testigo que la nombra, una coincidencia de fechas, la comprobación de que las voces que yo escuchaba la noche del secuestro no venían del baño sino de la cocina. Cada detalle brilla como una gema pero su luz se apaga de inmediato".

Dillon es activista transfeminista desde siempre.
Dillon es activista transfeminista desde siempre.

Cuatro huesos y una calavera. Esto es lo que recibe Dillon de su madre. Eso y el resto de las ropas que acompañaban a los huesos encontrados. Ella se pregunta entonces: “¿Qué edad hay que tener para que el antebrazo de tu madre tenga la exacta medida de tu torso?”. Encontrar a su madre es encontrarse a sí misma, eso te revela su narración.

Intercala recuerdos, los que tiene cuando se llevaron a su madre, cuando ella tenía 10 años. Recuerda olores, imágenes, palabras. La nostalgia no abandona nunca la impronta de su escritura, y leerla es como ver las escenas en tu cabeza con un tono sepia, leerla es que se te encoja el corazón de dolor, que te preguntes cuántas historias así habrá allá fuera, cuántes hijes esperan aún esta especie de cierre para sus pérdidas, para poder por fin hacer el duelo que había quedado en suspenso.

Siete preguntas para entender quién escribe detrás de Yuri V

 

¿TE GUSTÓ ESTA NOTA?

SUMATE A INFONEWS

>CLICK AQUÍ<

Dejá tu comentario