Imperdibles

Nisman en Netflix: un balde de agua fría para la teoría del homicidio

Daniel Castelo

El portal de streaming estrenó la producción que inició en 2017. El aporte que hace al entendimiento del caso y el valor de los testimonios.

Son seis episodios que rondan cada uno la hora de duración. Casi seis horas de material de archivo y, sobre todo, testimonios originales ante las cámaras de Netflix, que tienen detrás de los lentes al periodista y realizador inglés Justin Webster. Sobre esta base la plataforma de streaming realizó la que ya es sin dudas una de las series de 2020: Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía, trabajo que gira en torno a la muerte del funcionario judicial pero también —y con material de sumo interés— al caso AMIA.

El periodista británico, que estrenó la miniserie en el reciente Festival de San Sebastián y que viene del elogiado Six Dreams (de 2018, sobre la poderosa liga de fútbol de España), se dio el lujo de reunir en su producción a algunos de los nombres que más aparecen en la nube del caso de la muerte del fiscal.

Alberto Ferández, Héctor Timerman, Diego Lagomarsino, la fiscal Viviana Fein y hasta el ¿ex? espía Antonio Horacio "Jaime" Stiuso, ofrecen su testimonio ante el periodista sobre el caso policial-político-judicial más resonante de los últimos años en la Argentina. Alberto Nisman apareció muerto en la madrugada del 18 enero de 2015 y todavía hoy su fallecimiento está teñido de sospechas, afirmaciones de todo tipo y hasta dos pericias sobre su cuerpo que señalan direcciones encontradas: una de los peritos forenses que ratifica el suicidio, y la realizada por Gendarmería, que asegura que Nisman fue asesinado.

"Jaime" Stiusso
"Jaime" Stiusso

Los testimonios fueron grabados entre 2017 y 2018, mientras que el documental se llevó adelante hasta mediados de 2019, aunque Netflix decidió estrenarlo luego del traspaso presidencial para no generar cortocircuitos ni sospechas de utilización política.

Y no es para menos: Cristina Kirchner, que fuera acusada por Nisman bajo el excéntrico concepto de "traición a la patria" junto a su canciller, Héctor Timerman y otros funcionarios, por el memorando de entendimiento con Irán (a su vez aprobado por el Congreso de la Nación) es una de las protagonistas centrales del caso y, aunque no esté su testimonio directo en el documental, sí aparece a través de sus intervenciones en el Congreso como jefa de Estado, en mensajes a la población a través de los medios y en sus declaraciones como senadora nacional por haber sido parte de la Comisión de Seguimiento del Atentado a la AMIA.

Sin embargo, los dichos de Cristina ya eran conocidos. Lo que impacta, y mucho, son las presencias de Timerman y de Stiuso. El primero porque al momento de su participación en la producción ya mostraba un importante deterioro en su salud a causa del cáncer que finalmente lo mató el 30 de diciembre de 2018. En sus declaraciones, el excanciller pone el foco en el manoseo político del caso y en su intención de que sus nietas sepan alguna vez que él nunca hubiera hecho nada que afectara a la comunidad judía argentina (de cuya institucionalidad tuvo que soportar ataques de toda calaña). 

En una de sus intervenciones, Timerman mira a cámara y le habla directamente a sus nietas, a las que les dice que "su abuelo hizo todo lo posible por encontrar la verdad de un caso importante".

"No sean cobardes nunca en la vida. Si tienen una causa síganla hasta el final, cueste lo que cueste", resume. Antes de eso, en una frase que queda rebotando durante toda la miniserie, se pregunta y responde sobre el avance de la causa armada por Nisman: "¿Cuánto avanzó la causa? Lo único que avanzó es mi cáncer".

Héctor Timerman
Héctor Timerman

El testimonio de Stiusso, en tanto, es contundente, más allá de las palabras, por la impunidad que aparece en juego a lo largo de sus declaraciones, estructuradas en torno al misterio, la ironía y un juego de miradas socarronas a su entrevistador ante la aparición de preguntas incómodas o que reiteran conceptos que él cree haber aclarado.

La presencia de "Jaime" se ve acompañada en uno de los episodios por el video archivo de Gustavo Béliz mostrando en la televisión argentina en el año 2003 una foto del entonces espía secreto. Luego de ese episodio, el por esa época ministro de Justicia de Néstor Kirchner tuvo que dejar el país junto a su familia, exilio que se extendió hasta estos días que fue convocado por Alberto Fernández para formar parte de su equipo de trabajo.

"Te llamo para pedirte la renuncia", le dijo en aquel entonces el propio Fernández, jefe de Gabinete de Kirchner, según él mismo recuerda en su testimonio, en el que también afirma que "siempre" tuvo "dudas" de que Nisman se hubiera suicidado. La declaración, vale remarcar, es de 2017, previa a la reconciliación que el hoy jefe del Estado tuvo con Cristina, hoy su vicepresidenta.

Otros pasajes de gran valor son los que se relacionan con el atentado a la AMIA ejecutado en 1994 y sobre los que todavía hoy hay múltiples sospechas y vericuetos que quizá nunca terminen por resolverse. Material de archivo y, sobre todo, la palabra de enviados de la CIA y el FBI a Buenos Aires para la investigación echan algo de luz a un caso que por momentos parece combinar sus agujeros negros con los del atentado a las Twin Towers de 2001 e incluso más atrás en el tiempo (y perdón por la digresión), con el asesinato de JFK.

Alberto Fern?ndez
Alberto Fern?ndez

Pero el núcleo del documental, el valor central de su aparición en las pantallas de la Argentina, es la puesta en valor de los datos, de la palabra de la fiscal del caso, Viviana Fein, y de peritos que muestran que la teoría del homicidio no cierra más allá de las certezas de los fanáticos y de los amigos de Nisman, abroquelados en torno al odio al kirchnerismo. La grieta política existe y la muerte del fiscal ayudó a dejarla en carne viva para transformar al caso en un espacio de discusión sin información, alimentado por presunciones y pareceres atados con piolines.

En medio del maremoto de afirmaciones, desmentidas y operaciones de todos los colores, una frase de quien fue exdirector de la Unidad AMIA y abogado de Héctor Timerman, Alejandro Rúa, pronunciada en los primeros minutos de miniserie, parece marcar un camino que explica la aparición de personajes como Laura Alonso o Waldo Wolff en la historia (ambos con delirantes testimonios a cuestas): "La muerte de Nisman sostuvo su denuncia. Esa denuncia nunca la hubiera podido sostener estando vivo".

MUY BUENA

Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía. España/Argentina/Gran Bretaña, 2019. Dirección Justin Webster. Testimonios de "Jaime" Stiusso, Alberto Fernández, Diego Lagomarsino, Laura Alonso, Héctor Timerman, Luis Moreno Ocampo, Viviana Fein, Waldo Wolff, Alejandro Rúa.

Noticias de “Nisman”
Seguinos