Estrenos

Un dueto de lujo para una trama hitchcockiana en "El buen mentiroso"

Se estrenó la nueva película de Bill Condon, con protagónicos de Helen Mirren y Ian McKellen por primera vez juntos en cine.

McKellen y Mirren en El buen mentiroso
McKellen y Mirren en El buen mentiroso

Es muy difícil no dejarse llevar por los aires hitchcockianos que tiñen desde el minuto cero al relato que el guionista Jeffrey Hatcher y el director Bill Condon construyeron con un ojo en el legendario realizador británico y otro en una dupla actoral que se saca lustre en cada escena: Helen Mirren y Ian McKellen.

El buen mentiroso es una trama laberíntica en la que el destino parece marcado por las acciones que en el pasado llevaron adelante Roy Courtnay (McKellen) y Betty McLeish (Mirren), quienes dan inicio al brillante rompecabezas narrativo con un encuentro en un bar, luego de haber cruzado sus caminos en una app de citas.

Si en ese primer cruce la conquista amorosa aparece retratada como un lienzo de mentiras, verdades a medias, máscaras y mutuas certezas difusas, el hilo que Condon y Hatcher van desenredando a medida que pasan los minutos se oscurece pero sin dejar de fluir. 

McKellen y Mirren en El buen mentiroso
McKellen y Mirren en El buen mentiroso

McKellen es una bestia del teatro pero también quien le dio vida a algunos monstruos míticos de la pantalla grande (allí están Magneto y Ricardo III para confirmarlo). Aquí, en un rol que juega con el veneno siempre activo de las dos caras, de la carta escondida bajo la manga, logra una composición (otra vez) extraordinaria. Y Mirren no se queda atrás. Su inocente viejecita que parece haber caído en las redes de un estafador todoterreno recorre con los matices justos la frontera del verosímil sin caer en el cliché.

La Londres neblinosa, la Berlín del vértigo, estaciones de subte como territorios de lo fatal, una casita en un barrio plácido como escenario de la táctica y la estrategia. Y, entre esos pasajes, diálogos medidos, expresiones y miradas que hacen de la intriga un paradigma. El suspenso corriendo a un costado al thriller y saliendo de las redes de los algoritmos para posicionarse como cine de género sin titubeo. 

The Good Liar es un bosquejo sobre el miedo a los otros, sobre hasta donde llegan las conexiones de cada hecho ocurrido con otros que están por suceder, con lo inevitable del efecto mariposa pero en las marcas que nos hicimos (o nos hicieron) en la piel y se reconfiguran con el paso del tiempo.

Hay cine de artesanía en esta producción industrial que apela a exteriores reconocibles que sirven como postal de lo que fue y será. Hay también un trabajo de un realizador multitarget como Condon, que ha pasado de obras pulidas como Gods and Monsters (también junto a McKellen) a superproducciones pop como la saga Crepúsculo. En este caso, el realizador parece continuar lo hecho con el guionista que también lo acompañó en Mr. Holmes: un largometraje que en su filmografía lo ponga más cerca del honor de parir una gran película mid tempo antes que el orgullo de ser parte del club de la super taquilla.

MUY BUENA

El buen mentiroso (The Good Liar) EE.UU., 2019. 109` Dirección: Bill Condon. Guión: Jeffrey Hatcher, basado en la novela de Nicholas Searle. Montaje Virginia Katz. Fotografía Tobias A. Schliessler. Música Carter Burwell. Elenco Helen Mirren, Ian McKellen, Russell Tovey, Jim Carter.

The Good Liar - trailer

Noticias de “Cine”
Seguinos