Durísimo análisis del cine de Campanella: "Es un gorila hecho y derecho"
Durísimo análisis del cine de Campanella: "Es un gorila hecho y derecho"

Es uno de los realizadores más destacados del cine argentino, principalmente por haber ganado un Oscar por El secreto de sus ojos y también por ser uno de los más fanáticos defensores del gobierno de Mauricio Macri. Además, claro, de haberse destacado en los últimos años por su antiperonismo extremo. Juan José Campanella fue el protagonista central del último episodio del podcast Cine + Cope y el debate quedó latente.

Debutó en 1991 con un bizarro drama con tintes de horror, El niño que gritó puta, filmado en Estados Unidos y que contó, entre otros, con un muy joven Adrian Brody (El pianista). De ahí en adelante Campanella desarrolló una filmografía irregular que tuvo su última entrega hasta el momento en El cuento de las comadrejas, reciente remake del clásico de José Martínez Suárez Los muchachos de antes no usaban arsénico.

Apolillada, vetusta, antigua y con problemas de guión, fue el veredicto de Daniel Castelo, Franco Alinovi y Karin Zavala respecto del film. Sin embargo, las afirmaciones más duras llegaron en torno a otros de los títulos más renombrados del director, como El hijo de la novia o el que fue su primer hit, El mismo amor, la misma lluvia, con un creciente Ricardo Darín y Soledad Villamil.

"Campanella es un gorila hecho y derecho", surge en medio del debate como definición política del director, caracterizado también por la necesidad de "demostrar todo el tiempo que no es de derecha".

El trío de Cine + Cope, en tanto, destaca a El secreto de sus ojos, uno de los dos títulos del cine argentino que consiguieron un premio Oscar (el otro fue La historia oficial, de Luis Puenzo).

Desde Alucinema recomendamos una inmersión en este nuevo episodio de Cine + Cope.