Estrenos

Había una vez una viejita que cuidaba a un extraterrestre

Se estrenó "Breve historia del planeta verde", de Santiago Loza, un relato sobre la aparición de lo otro.

Hay en el flamante film de Santiago Loza un registro del otro que el cine argentino suele encarar pero desde un discurso sujeto la convención. Y cuando hablamos de convención hablamos de relaciones entre seres humanos o, a lo sumo, entre un humano y una mascota. Pero el director de Los labios no es hombre de atarse a los modos del cine de masas y quizá por eso eligió que aquí el sujeto que motiva la acción y que arma la relación entre los personajes sea un alienígena. En el medio del campo sudamericano. No en California o en Nueva York.

Tania, Daniea y Pedro viajan a la casa en la que vivió la abuela de la primera. La anciana acaba de fallecer y una vecina que conoce a Tania desde chica le asegura que intentó llamarla pero no la encontró. Sin embargo, la muerte de la habitante de la casa no es la última novedad del caso: la abuela en cuestión cuidaba desde hacía largos años de un extraterrestre al que había frizado porque no sabía bien qué hacer con él luego de haberlo encontrado en el campo.

Guiados por la intuición, los tres amigos deciden viajar con el alienígena en una valija rellena de hielo hacia el misterioso lugar en el que tiempo atrás se produjo el encuentro.

El disparador, parte del linaje del cine de amigos que emprenden una aventura y tiene conexiones con Stand by Me como referencia inmediata, aunque aparecen también cruces con el cine B de aquí, allá y todas partes, pero a su vez la película se desmarca de la intención bizarra.

¿Qué hace un extraterrestre en una valija con unos hielos como único soporte y método de conservación? ¿Cömo logran que el calor ambiente no derrita en cuestión de minutos esos precarios cubitos? Importa poco. Tania (impecable Romina Escobar), Daniela (Paula Grinszpan) y Pedro (Luis Sodá) siguen la senda de un mapa encontrado en la casa y en el camino paran en distintos lugares de los que se abastecen del agua congelada para mantener el cuerpo del alien. Y ahí es donde avanza el film hacia lo que logra contar a través de pasajes en los que el otro adquiere distintas representaciones. Los ex compañeros de colegio, la ex colega de cabaret, los desconocidos que se enfrentan por primera vez a la imagen del ser espacial. El otro como oráculo a desentrañar.

Loza se vale de recursos del humor sin carcajadas y desgrana un puñado de ideas brillantes desarrolladas en situaciones disruptivas. Hay en su guión una comedia que no se propone serlo pero que pone en evidencia lo absurdo de las situaciones, con cierto halo de tragedia en ciernes que, sin embargo, hace de sus inseguros personajes un combo de antihéroes queribles, perdidos en su encuentro cercano con alienígenas sin teléfono ni casa.

BUENA

Breve historia del planeta verde  Argentina, 2019. 75`. Guión y Dirección: Santiago Loza. Montaje: Iair Michel Attias, Lorena Moriconi. Fotografía: Eduardo Crespo. Elenco: Romina Escobar, Paula Grinszpan, Luis Sodá.

Breve historia del planeta verde

Noticias de “Cine”
Seguinos