Imperdibles

Las 10 películas que pasaron por el Bafici y no vas a ver en ninguna lista

Después de los premios, los balances y las críticas a la modestia del evento, un resumen de un puñado de títulos que se destacaron por distintas razones.

ITUZAINGO V3RIT4
ITUZAINGO V3RIT4

Pese a la escasa cantidad de películas (¿hay forma de abarcar un festival de cine sin quedarse con apenas una parte de lo que pasó por ahí?), que rondó más o menos la mitad de lo que se pudo ver en otras ediciones, el Bafici de este 2019 dejó un saldo irregular pero con algunos títulos que justificaron la muestra y, frente al ajuste que la Ciudad tiene planeado encarar en 2020, el deseo de que haya una próxima edición. 

10 títulos 10 para un réquiem temporario

The Great Buster: A Celebration, de Peter Bogdanovich (EE.UU., 2018)

Buster Keaton le puso el cuerpo de forma literal y corajuda al cine mudo que, con su trabajo, ayudó a volver mítico y valioso más allá de la obra de Charles Chaplin (y en algunos casos con más motivo). Bogdanovich, adorador del Hollywood de antaño y parte del club de los realizadores clásicos sobrevivientes, presentó esta oda al genio del slapstick y la aventura. Testimonios de íconos de la industria (Tarantino, Dick van Dyke, el propio Bogdanovich) y familiares de Keaton se mezclan con algunos de los mejores momentos que el cómico ofreció desde los mudos años de 1920 hasta su muerte en 1966. DC

Apuntes para una película de atracos
Apuntes para una película de atracos

Apuntes para una película de atracos, de León Simniani (España, 2018)

Otro documental, aunque con escenas dramatizadas con notable pericia y muchísimo humor español del bueno. León Simniani se enfrascó en la búsqueda del El Flako, el autoproclamado Robin Hood de Vallecas, que purgó condena en la cárcel por haber llevado a cabo uno de los robos más audaces de la historia criminal española. Personaje que parece salido de un delirio de Alex de la Iglesia, el Flako cuenta su historia familiar de crímenes y prisiones con una gracia que redimensiona los hechos hasta volverlos una brillante novela de enredos. DC

The Children of the Dead, de Kelly Cooper y Pavol Liska (Austria, 2018)

Ficción B con marca de festival que tuvo su reconocimiento nada menos que en Berlín, donde se llevó una mención especial del jurado de Fipresci. El film, realizado en super 8, montado con pericia retro y escrito con el desprejuicio de plumas despreocupadas de cuestiones como la idea de buen gusto o, sobre todo, la correción política. The Children... incluye jubiladas strippers, zombies parricidas y nazis festivos, todo en el marco de un delirio narrativo que hace pie en la ruptura y a la vez en una mirada salvaje sobre la Europa provinciana. DC 

The Children of the Dead
The Children of the Dead

Vigilia en agosto, de Luis María Mercado (Argentina, 2019)

Mientras ultima los detalles de su casamiento, Magda (interpretada por una sólida Rita Pauls) es testigo de una serie de acontecimientos trágicos en su pueblo. ¿Debería tomar estos sucesos como una señal sobre su inminente paso por el altar? Esta película de Luis María Mercado no solo indaga en las sensaciones de una joven atravesada por la angustia y la confusión, sino en la fuerza y la hipocresía que sustentan los mandatos familiares. FA 

Noemí Gold, de Dan Rubenstein (Argentina, 2019)

Gran título del cine argentino para este Bafici, en torno a una veintipico que queda embarazada y se debate, en un entonno que le provee cualquier cosa menos certezas, sobre el futuro ante la posibilidad de realizarse un aborto pero sin contar con el efectivo necesario. Gran trabajo narrativo del debutante Dan Rubenstein, a cargo de guión y dirección. Además, una notable composición de Catalina Berarducci (en su primer largometraje), quien le da a su Noemi atribulada un relieve marcado por la procesión interna. DC

Noemí Gold
Noemí Gold

Koko-di Koko-da, de Johannes Nyholm (Suecia / Dinamarca, 2019)

Una de las peores películas del Bafici 19, subida al carro de un guión en loop sin la gracia que podría haber derivado de apelar a la convención de la familia freak simil Leatherface. La falta de pericia a la hora de estructurar el relato terminó por ser -al menos por lo visto en las funciones del festival- un tour de force para espectadores que marcaban tarjeta y se retiraban a por un café que levante el sopor. DC

ITUZAINGO V3RIT4, de Raúl Perrone (Argentina, 2019)

Como buen ícono del cine independiente nacional, Perrone es un abonado al festival y en esta edición puede que haya estrenado su film más claramente desmarcado del mainstream y, sobre todo, de la pretendida Intelligentsia del arte vernáculo. En plan guerrilla, de paso, el cineasta oficial de Ituzaingó calza máscaras de Perón y Evita y expone a una parte del público estructural del Bafici a un espejo de sus propios tics. DC

Cronofobia
Cronofobia

Cronofobia, de Francesco Rizzi (Suiza, 2018)

Un hombre estaciona su camioneta enfrente de una lujosa propiedad habitada solamente por una mujer. Lo que en un principio parece un thriller, pronto asumirá su verdadera forma: un drama sobre dos seres solitarios. También es una película sobre el luto y las segundas oportunidades en tiempos globalizados. El film del italiano Francesco Rizzi resulta atrayente porque cuenta una historia dolorosa sin caer en golpes bajos ni apelar a recetas edulcoradas. FA

Mens, de Isabelle Prim (Francia, 2019)

Con un guión inteligente, presuntuoso e hipnótico, Isabelle Prim presentó en este Bafici una trama sobre un crimen, contada (imaginada, rediseñada) por un adolescente que descubre que su abuela no era quizá la dulce anciana que creía recordar. Con saltos en tlempo y guiños que la transforman en una obra sin género pero que no busca poner la firma del no-estilo sino que hace fluir las posibilidades de la posmodernidad narrativa, nada menos. DC

Mens
Mens

Kabul, City in the Wind, de Amini Aboozar (Afganistán, Alemania, Japón, Países Bajos, 2018)

El retrato de una ciudad que solo conoce el infierno, contada por quien de joven huyó de una realidad afgana que lo podía matar de un momento a otro. Potente recorrido el que Amini Aboozar hizo durante tres años junto a quienes cuentan su cotidianeidad entre bombardeo y bombardeo. Un cachetazo de realidad desde uno de los lugares más castigados del planeta. DC

Noticias de “Bafici”
Seguinos