Estrenos

Aullidos en la noche conurbana

Se estrenó Lobos, un interesante policial argentino protagonizado por Daniel Fanego y Luciano Cáceres.

En su séptimo film, Rodolfo Durán (Cerca de la frontera, Cuando yo te vuelva a ver) se mete de lleno con el policial, un género de fuerte tradición en nuestro país, pero que en los últimos años no ha sabido renovarse, dando a luz obras previsibles que, en el mejor de casos, son rápidamente olvidadas por los espectadores.

Lobos se centra en las andanzas delictivas de la familia Nieto por el sur del conurbano bonaerense, siendo un padre viudo (Daniel Fanego) y su yerno (Alberto Ajaka) los artífices de los golpes (robos a mano armada y secuestros). La familia se completa con los hijos del primero, Natalia (Anahí Gadda) y Marcelo (Luciano Cáceres), que conocen el oficio de los otros integrantes pero se mantienen al margen, trabajando como peluquera y vigilante en una garita de seguridad, respectivamente. También está Molina (César Bordón), un comisario corrupto y socio de Nieto; un tipo de pocas pulgas que sabe moverse entre las sombras como nadie.

Nieto es un ladrón de la vieja escuela, lo que se dice un hombre con códigos, que está cansado y prepara su último golpe. Mientras fantasea con su retiro y una vida apacible en la laguna de Lobos, donde tiene una casita precaria, sale con su yerno y Potrillo -un joven
que acaba de salir de la cárcel- en busca del botín final. Pero las cosas se complican y el plan falla. A partir de ese momento, será su hijo Marcelo quien tome la posta y determine los pasos a seguir por la familia Nieto.

Durán ofrece un film sin sobresaltos, con coherencia narrativa y personajes bien construidos en lo que respecta a su credibilidad. En este sentido, las actuaciones de Daniel Fanego y Alberto Ajaka se llevan todos los aplausos, interpretando con solidez a dos ladrones experimentados que, más allá de su “profesionalismo”, tienen que convivir con sus dilemas morales. Aquí, Durán evita el juicio, la sentencia, mostrando a unos delincuentes que deambulan por las calles del Conurbano con sus contradicciones a cuestas. En Lobos no hay moraleja y eso siempre se agradece; en el cine no hay peor mal que subestimar al espectador.

Sin embargo, la película tropieza cuando se acerca a su resolución, tornándose demasiado previsible, un descuido recurrente en los policiales argentinos. Tal vez, un simple golpe de timón hubiera salvado al film del naufragio en la laguna de Lobos. O donde sea.

BUENA

Lobos Argentina. 2019. 92’. Dirección Rodolfo Durán. Guión María Meira. Fotografía Mariana Russo. Música Gabriel E. Bajarlía. Elenco Daniel Fanego, Luciano Cáceres, Alberto Ajaka, César Bordón, Anahí Gadda, Ezequiel Baquero, Martina Krasinsky, Fabián
Arenillas.

Lobos - trailer

Noticias de “Cine”
Seguinos