Imperdibles

La influencia de los celulares: se viene el cine en pantalla vertical

Lo adelantó el realizador británico Peter Greenaway, quien está trabajando en películas bajo ese formato.

Dueño de una personalidad filosa y una verba siempre inflamada, el realizador Peter Greenaway apuntó al cine de Hollywood, a los críticos y también al formato de pantalla horizontal que domina al séptimo arte desde sus inicios.

A los 78 años, el director británico prepara la segunda parte de su trilogía sobre Sergei Eisenstein (la primera fue Eisenstein en Guanajuato, de 2015) y en medio de su tarea como cineasta sigue pintando y, por supuesto, oficiando como el hábil declarante que es.

Su próximo film se titulará Eisenstein en Hollywood y, ya que surgió el tema, aprovechó para apuntar sus cañones verbales sobre la meca del cine industrial. "No era ni es un lugar para intelectuales", disparó sobre la tierra en la que recaló el director de El acorazado Potemkin. "Fue un completo fracaso. La historia es una excusa para hablar de su obra y lanzar la pregunta que nos hacemos siempre:¿es el cine arte o un negocio? La respuesta, obviamente, es que tiene que ser las dos", redondeó.

Peter Greenaway
Peter Greenaway

También le dedicó un párrafo a la Rusia de Vladimir Putin, donde su película no tuvo buena acogida. "Es porque mostró la homosexualidad de Eisenstein y el gobierno ruso es muy homofóbico", expresó y agregó: "Me recomendaron no viajar a Rusia. Es una pena porque mi relación con Moscú era muy buena, sobre todo después de El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante (film de 1989). Fue muy popular porque era una demostración de los peligros de la oligarquía y la vulgarización del capitalismo. Un día un taxista me citó un diálogo entero de la película en ruso", rememoró en diálogo con el diario El País, de España.

En cuanto al cine y sus formas, retomó su clásico enfrentamiento con el cine de escritores. "El cine que conocemos no ha sido más que 125 años de textos ilustrados. Todas las películas parten de un texto. Y eso es literatura, no cine. Yo busco un cine-pintor, no un cine-escritor. Un cine no narrativo y multipantalla. Incluso cineastas como Tarkovski, me parecen lentos, aburridos y petulantes", escupió.

"Mi cine es una celebración sincera de la vida", dijo también y se mostró abierto a cambiar el formato horizontal de sus películas por uno vertical. "La gente joven no va al cine; se hace selfies con la pantalla del teléfono en vertical. El cine es siempre horizontal. Estoy investigando con un productor italiano lo que llamo cine-vertical: 20 realizadores italianos curados por mí dirigirán obras en vertical y se presentará en el festival de Berlín en 2020", anunció.

Asimismo, sobre la crítica de cine también fue tajante, sobre todo cuando el periodista del diario español le recordó que en ese sector de la prensa no gustaron sus últimos trabajos. "Que se vayan a la mierda los críticos. Siempre han sido irrelevantes, anticuados y sin ninguna sofisticación", finalizó.

Noticias de “Cine”
Seguinos