Estrenos

Por qué Cloverfield Paradox es una calamidad

El flamante estreno de Netflix opera como forzada precuela de la saga creada por J.J, Abrams.

Hace un tiempo que ante cualquier estreno producido o dirigido por J.J. Abrams las redes sociales se pueblan de críticas al creador de Lost por su presunta pertenencia al mercenarismo de la industria del cine. Algunos no le perdonan siquiera el (gran) Episodio VII de Star Wars, pero son casos extremos, 

Cloverfield, potente film de 2007 dirigido por Matt Reeves (el mismo de las últimas entregas de Planet of the Apes y de la próxima The Batman), fue creado y producido por Abrams y generó un saludable rejuvenecer del subgénero monsters a partir de una premisa no apta para ansiosos: al monstruo no lo vemos durante casi todo el metraje, a través de una vertiginosa cámara subjetiva.

Ocho años después de aquella, 10 Cloverfield Lane marcó una bienvenida sorpresa porque el clima angustiante y de honda asfixia protagonizado por John Goodman corrió a la saga del terror y la puso en el terreno del suspenso y la electricidad guionada. Una elección de riesgo para una franquicia que, sin embargo, renovó el interés en la marca.

Que el tercer paso de Cloverfield haya sido apostar por la ciencia ficción también fue una noticia de interés, a tal punto que el trailer con el que Netflix presentó a la pelícua en el último Super Bowl y la estrenó en todo el mundo inmediatamente después del evento, generó que miles de personas se quedaran conectadas a sus pantallas y apostaran por la precuela con la ansiedad de un estreno cinematográfico habitual.

Pero siempre hay un pero y en este caso tiene el tamaño de la galaxia misma. The Cloverfield Paradox, envuelta en un clima y una estética sci-fi que recuerda a la Alien de Ridley Scott, el largometraje de Julius Onah se hunde a poco de comenzar en una letanía narrativa que no despega en ningùn momento.

Personajes aplastados por la abulia de una escritura sin gracia y diálogos que parecen salidos de las producciones paródicas de SyFy Channel llevan a quien se clava durante 100 minutos frente a la pantalla a desear que de un momento a otro aparezca un tiburón galáctico y termine con el despropósito. Lo cual, por desgracia, nunca sucede.

Para colmo, la paradoja del título que busca contar el porqué de la llegada del monstruo al planeta tierra es apenas una imagen salida de una licuadora de ideas sin sustancia. Como todo lo demás.

MALA

The Cloverfield Paradox EE.UU. 2018. Dirección Julius Onah. Guión Oren Uziel. Elenco Gugu Mbatha-Raw, David Oyelowo, Daniel Brühl, John Ortiz, Chris O'Dowd.

The Cloverfield Paradox - trailer

 

Noticias de “Cine”
Seguinos