Cambio histórico: así se filmará Wonder Woman 2 para evitar los acosos sexuales
Cambio histórico: así se filmará Wonder Woman 2 para evitar los acosos sexuales

Nada es igual en el mundo del espectáculo desde que estallaron las denuncias por acoso y abuso sexual en la industria del cine. El estreno de Wonder Woman marcó un antes y un después en varios frentes y uno de ellos es el empoderamiento de las actrices frente a los productores y los actores acosadores.

Además de movimiento como Time's Up y la Comisión dirigida por Anita Hill, el Sindicato de Productores estadounidense (PGA) presentó las primeras normas para "convertir los rodajes en un lugar seguro", aprobadas por unanimidad por su consejo directivo para sus más de 8.000 miembros.

Mucho tuvo que ver con esto la estrella de WM Gal Gadot, quien no solo exigió que el productor acusado de abuso y acoso Brett Ratner quedara afuera del equipo, sino que también fue uno de los nombres más importantes a la hora de presionar a la industria para que tomara medidas que protegieran a las actrices. 

Según informó Vanity Fair, Wonder Woman 2, la secuela de la película dirigida por Patty Jenkins es la primera producción en adherirse a dichas normas.

El documento, de ocho páginas, se divide en dos compromisos principales:

* Respetar todas las leyes antiacoso "federales y estatales"

* Establecer que en cada producción existirá formación y la creación de unos "protocolos de denuncia, vigilancia y actuación para productores, víctimas y testigos".

Para "identificar" correctamente el problema, la guía del Sindicato, establece las formas más frecuentes de acoso:

* Quid pro quo, descrito como: "Cuando un trabajo, un ascenso u otro tipo de beneficio profesional viene condicionado por aceptar conductas basadas en el sexo, o dichos beneficios se nieguen a un individuo porque se niega a participar en actividades sexuales o conductas románticas.

* Entorno laboral hostil: Conductas físicas, verbales o visuales graves y continuadas, que crean entornos laborales ofensivos, hostiles o intimidatorios.

¿Qué no puede ser considerado como acoso sexual?

* "Un abrazo, un beso en la mejilla, o un roce casual no implican necesariamente acoso sexual. La clave está en si el comportamiento es molesto u ofensivo para quien lo recibe.

Las leyes contra el acoso sexual no han de utilizarse como un 'código de civismo'. Los conflictos personales y los actos insensibles de naturaleza no sexual no constituyen por sí solos casos de acoso sexual. (...) El acoso sexual es neutral en cuanto a género y orientación sexual. Cualquier género tiene la capacidad de acosar a cualquier género".