Noticias

La grieta de Hollywood: quienes están a favor y en contra de Woody Allen

El realizador ya siente el peso del #MeToo y los tiempos de empatía con sus pares de la industria parecen derrumbarse en medio del renacer de las denuncias por abuso a sus hijos.



Mientras los nombres más encumbrados de Hollywood guardan un cauteloso bajo perfil en medio de la catarata de denuncias que tiene en jaque a los abusadores y acosadores de la industria del cine, Woody Allen parece, recién ahora, estar sitiendo que los tiempos de devoción por su figura se fueron para siempre.

El realizador de Manhattan parece acorralado por las circunstancias y las denuncias de sus hijos adoptivos sobre abuso sexual cuando ellos eran pequeños.

Las primeras estrellas que decidieron romper lanzas con el director fueron Ellen Page, Mira Sorvino, Greta Gerwig, Rebecca Hall y Timothée Chalamet, quienes en las últimas semanas dijeron estar arrepentidas de haber trabajado con él.

Sin embargo, Allen tiene todavía algunos aliados. Uno de ellos es Alec Baldwin (que trabajó para el director en Alice, A Roma con Amor y Blue Jasmine) y otra es Kate Winslet (protagonista de la flamante Wonder Wheel).

Baldwin y Allen filmando "Blue Jasmine"
Baldwin y Allen filmando "Blue Jasmine"



Baldwin dijo sobre la nueva arremetida contra el septuagenario director que es “injusto” y “triste” que sus compañeros renieguen de los films que hicieron para él, llegando incluso en algunos casos a renunciar a los sueldos que cobraron por sus labores y donándolos a losl movimientos Me Too y Time´s Up contra el acoso en la industria.

Por su parte Winslet declaró que Allen “es en cierto modo una mujer”, frase que sostuvo bajo el concepto de que el autor sabe encarar como pocos los perfiles de sus personajes femeninos y sus diálogos.

"Woody Allen fue investigado por forenses en dos estados (New York y Connecticut) y no se archivaron los cargos. Renunciar a él y su trabajo, sin duda, tiene algún objetivo. Pero para mí, es injusto y triste. Trabajé tres veces con Woody Allen y fue uno de los privilegios de mi carrera, “dijo Baldwin.

"¿Es posible apoyar a los sobrevivientes de la pedofilia y el abuso sexual, y también creer que Woody Allen es inocente? Yo creo que sí. La intención no es rechazar o ignorar esas denuncias. Pero acusar a la gente de tales crímenes debería ser tratado cuidadosamente. Por el bien de las víctimas, también”, agregó el actor.

Dylan y Mia Farrow
Dylan y Mia Farrow



En los últimos días, Dylan Farrow, quien hace varios años denunció que su padre abusó de ella cuando era una niña, subrayó la importancia de acorralar a Allen y de no disculparle sus abusos. “Soy creíble y estoy diciendo la verdad, y pienso que es importante que la gente se dé cuenta de que una víctima, una acusadora, importa. Y que es suficiente para que cambien las cosas", disparó durante una reciente entrevista televisiva.

Asimismo, Dylan pidió a estrellas como Kate Winslet, Justin Timberlake o Blake Lively (todos parte de Wonder Wheel) que dejen de “aplaudir” al director y lo condenen.

Quien sí fue parte de la movida de arrepentimiento fue Mira Sorvino (ganadora de un Oscar por Poderosa Afrodita en los 90s) publicó una carta en la que mostró su apoyo a Dylan Farrow: "Confieso que en el tiempo que trabajé para Woody Allen era una ingenua joven actriz. Me tragué el retrato mediático de tus alegaciones de abuso contra tu padre como el fruto de una retorcida batalla de custodia entre Mia Farrow y él y no profundicé más en la situación, por lo cual estoy terriblemente arrepentida. Por esto también debo una disculpa a Mia. Es difícil cortar lazos y denunciar a tus héroes, tus benefactores, a quienes admiras profundamente y hacia quienes sientes una deuda de gratitud por la entera existencia de tu carrera. Decidir, a pesar de que quizá sean fantásticamente talentosos y te ayudaron enormemente, que crees que han hecho cosas para las que no hay excusa. Pero eso es por lo que nos alzamos hoy. Si hay que derribar a todos los viejos dioses, que así sea", escribió.

Mira Sorvino y Allen en "Poderosa afrodita"
Mira Sorvino y Allen en "Poderosa afrodita"



Greta Gerwig también expresó su arrepentimiento por haber trabajado para Allen (en A Roma con amor') y disparó que no volvería a hacerlo.

"Si hubiera sabido entonces lo que sé ahora, no habría actuado en el film. No he trabajado con él de nuevo, y no volveré a trabajar con él otra vez. Las dos piezas diferentes de Dylan Farrow me hicieron dar cuenta que agrandé el dolor de otra mujer, y eso me rompe el corazón. Crecí con sus películas y me formaron como artista, y ahora no puedo cambiar ese hecho. Pero puedo avanzar tomando decisiones distintas", dijo.

Quien también cambió su forma de pensar en los últimos días fue Rebecca Hall (coprotagonista de Vicky Cristina Barcelona y en la próxima A Rainy Day in New York). La actriz decidió donar lo que cobró por A Rainy… al movimiento Time´s Up.

"El día después de que las acusaciones contra Weinstein aparecieran con toda su fuerza yo estaba rodando la última película de Woody Allen en Nueva York. No podría haber imaginado un lugar más extraño para estar en ese día. Cuando me pidieron hacerlo, unos siete meses antes, dije que sí rápidamente. Él me dio uno de mis primeros papeles importantes en el cine, por lo cual siempre he estado muy agradecida, y era para un día en mi ciudad natal: fácil. Sin embargo, en las semanas siguientes pensé muy profundamente sobre esta decisión y he quedado en conflicto y entristecida. Tras leer y releer las declaraciones de Dylan Farrow hace unos días, y retroceder y leer las antiguas, veo no sólo lo complicado que es el asunto, sino que mis acciones han hecho que otra mujer se sienta silenciada y rechazada. Eso no es algo que se acomode fácilmente conmigo en el momento actual o en cualquier otro, y lo lamento profundamente. Me arrepiento de esta decisión y no habría hecho lo mismo hoy", escribió Hall.

Otro que se sumó al cambio de posición fue Timothée Chalamet, parte del cast de A Rainy Day in New York. El joven actor publicó en su cuenta de Instagram que hará lo mismo que Rebecca Hall.

"Estoy aprendiendo que un buen papel no es el único criterio para aceptar un trabajo: eso se ha vuelto mucho más claro para mí en los últimos meses, habiendo sido testigo del nacimiento de un poderoso movimiento determinado a terminar con la injusticia, la desigualdad y, sobre todo, con el silencio. Me preguntaron sobre mi decisión de trabajar en un film con Woody Allen el pasado verano. No puedo responder a la pregunta directamente por obligaciones contractuales. Pero lo que puedo decir es que voy a donar mi salario completo a tres organizaciones: TIME’S UP, el centro LGBT de Nueva York y RAINN. Quiero ser digno de estar codo con codo con los valientes artistas que están luchando para que toda la gente sea tratada con el respeto y la dignidad que se merecen”, declaró.

Por otro lado, si bien no hicieron declaraciones contra el realizador, las actrices Reese Witherspoon y Natalie Portman, además de la directora America Ferrera, Shonda Rhimes y la productora Kathleen Kennedy, dijeron en una reciente charla con Oprah Winfrey que le creen a Dylan Farrow. 

Noticias de “Cine”
Seguinos