Si bien Netflix es la gran usina nuclear de las series de esta era dorada de la ficción en episodios, también es cierto que su plataforma de contenido online se queda corta en relación al cine, sobre todo y en particular con todo lo que tiene que ver con la filmografía argentina. Habiendo más títulos de los últimos años que clásicos o títulos de refencia, sin embargo el portal tiene largometrajes que vale la pena apuntarse y aprovecharlos online y Alucinema los enumeró.

Las 5 mejores películas argentinas para ver en Netflix

El aura (2005)
El aura (2005)

El aura (2005) El film de Fabián Bielinsky (9 reinas) es quizá el que tenga el mejor trabajo actoral en la carrera de Ricardo Darín. Un taxidermista uraño, enclavado en los paisajes tan bellos como ominosos del sur argentino, planea un crimen. El elenco lo completan Alejandro Awada, Dolores Fonzi y Pablo Cedrón.

El patrón (2014)
El patrón (2014)

El patrón, radiografía de un crimen (2014) Uno de los films más interesantes de esta década presenta a Joaquín Furriel afeado y en un rol de alto compromiso actoral como un peón de campo que atraviesa una tragedia personal. Basada en un hecho real.

Elefante blanco (2012)
Elefante blanco (2012)

Elefante blanco (2012) Pablo Trapero (El clan, Leonera) presenta un trabajo que tiene a Darín en el protagónico compartiendo relevancia en pantalla con el gigantesco y mítico edificio de las barriadas pobres porteñas. Símbolo de un fracaso que no quedó escrito, El Elefante blanco del título refiere a tragedias cotidianas y un Estado ausente.

Pájaros volando (2010)
Pájaros volando (2010)

Pájaros volando (2010) Diego Capusotto se une a Luis Luque y juntos conforman una especie de Abbot y Costello con perfil progre y espíritu punk, aunque la trama transcurra en el paraíso hippi de El bolsón. Conversaciones con animales y la amenaza latente de una invasión extraterrestre conforman lo más delirante de la oferta Netflix en relación al cine argentino. 

Viudas (2011)
Viudas (2011)

Viudas (2011) Con dirección del pintoresquista Marcos Carnevale, Viudas se aleja del tono un tanto ramplón de la filmografía del director y avanza en una trama que mezcla drama y comedia con algunas dosis de diálogos brillantes. Graciela Borges, como es de imaginar, se luce en su rol de viuda que descubre la doble vida que llevaba su marido precisamente cuando en el entierro conoce a la amante en cuestión.