Estrenos

Wonder Woman: la película que cambió la historia

El film con la cada día más popular Gal Gadot marcó un corte transversal en cómo la industria del cine trata al universo comic y a la mujer.

Puede que Gal Gadot, cuando firmó el contrato que la coronó protagonista de la versión cinematográfica de Wonder Woman, no haya previsto que la película sobre la heroína fantástica por excelencia iba a mejorar casi todo lo que se hizo en el rubro comiquero durante los últimos años. Y también en la industria del cine en general.

Porque además de ser una superproducción cuidada, con un trabajo visual de impacto que en ningún momento resulta ridículo (ahí están The Avengers provocando vergüenza ajena) Wonder Woman es una gran película de aventuras. 

Patty Jenkins, la misma directora de la interesante Monster (aquella con una "afeada" Charlize Theron) y la serie The Killing, plantea una mirada renovadora sobre el camino del héroe, en este caso heroína que, además, se plantea terminar ella sola con la I Guerra Mundial.

El film nos dice que Diana (Gal Gadot), nacida en una isla ubicada en algún lugar del tiempo y el espacio habitada solo por amazonas lideradas por su madre (Connie Nielsen), llega a adulta como una guerrera de fuste, entrenada por su tía, la generala Antiope (Robin Wright). Hasta ese universo idílico llega por accidente un espía aliado (Chris Pine) mientras escapa de los soldados enemigos, que, claro, también invaden la isla y provocan una sangrienta batalla a orillas del mar.

La historia se dispara cuando Diana decide cruzar al mundo de los humanos junto al soldado en cuestión, con la meta de matar a Ares, dios de la guerra al que ella relaciona con el militar que podría romper el tratado de paz que terminará con la Primera Guerra .

A partir de ahí el film se transforma en un tanque imbatible de aventuras, escenas de acción en alta definición y algunos diálogos que marcan diferencia con las tonterías que le suelen tocar en suerte a los actores que interpretan superhéroes. Entre ellos se destaca la conversación sobre reproducción humana que Gadot cierra con gracia al decir que "los hombres son fundamentales para la reproducción pero no para la satisfacción sexual".

¿Hay entonces aquí una bandera feminista clavada en la galaxia machista de dioses comiqueros? Muy probablemente sí. Si bien Diana/Wonder Woman depende de un hombre militar para llegar hasta Europa y ahí enfrentar a quien está a punto de suspender el tratado de paz, el aguijón se clavó en el corazón de Hollywood, más precisamente en el de los guionistas y productores.

Para abarcar la importancia del film en el cambio que la industria viene realizando en el último tiempo, vale subrayar que, en medio de las múltiples denuncias contra Harvey Weinstein, Gal Gadot exigió que en la secuela de Wonder Woman no participe el productor abusador porque si fuera así no firmaba su contrato. 

Además, las exigencias de la actriz cambiaron para siempre los protocolos anti-acoso en los rodajes, ya que obligó a la producción a implantar diversos mecanismos que frenen a los acosadores y habiliten las denuncias en el set. Una verdadera heroína.

Wonder Woman EE.UU., 2017. Dirección Patty Jenkins. Guión Allan Heinberg. Con Gal Gadot, Chris Pine, Connie Nielsen, Robin Wright, Danny Huston, Ewen Brenner. 

Wonder Woman - trailer

Noticias de “Cine”
Seguinos