"Si te gustó abrirte de piernas ahora aguantatelá", le dijeron en la sala de parto a una de las mujeres que cuenta su experiencia ante la cámara de la realizadora Florencia Mujica.

Parir es un documental sobre la violencia obstétrica que se ejerce desde algunas instituciones médicas contra los cuerpos y psiquis de las mujeres que se internan para dar a luz a sus hijos.

"Me sentí sola, no les podía decir que me dolía porque me decían que aguante", es otro de los testimonios del film, que llega a los cines porteños en el marco de la Semana Mundial del Parto Respetado.

El documental pone el acento en el maltrato desde el relato de las víctimas de la camilla y unas salas de parto hostiles, agresivas, invasivas hacia el cuerpo de la mujer y del bebé a nacer. El punto central es el testimonio más que el subrayado de los lugares en los que se practican partos violentos.

Sin embargo, el film también remarca el trabajo que se realiza en la maternidad Estela de Carloto, de Morón, donde se practica el parto humanizado.

El tilde de la película está especialmente puesto, de forma tásita, como una crítica directa al inconsciente colectivo pero sin hacerlo explícito, en que hemos naturalizado el maltrato y la atención violenta y desconsiderada hacia la mujer que se encuentra, al momento de parir, en el instante de mayor fragilidad de los que vivirá a lo largo de toda su vida.

¿Se tiene en cuenta que se trata de un cuerpo entregado a obstetras, parteras, médicos en general y enfermeros sin casi ningún tipo de red ni de filtro? Una mujer con los pies atados, las piernas sujetas por estructuras de metal, sin saber qué es lo que está pasando detrás de la tela que se le impone para que no tenga control sobre lo que pasa.

Parir se planta en ese lugar de denuncia en base a lo vivido.

En Argentina uno de cada tres bebés nace por cesárea, la gran apuesta de las clínicas privadas a la hora de pasar facturas a las empresas de medicina prepaga y obras sociales. Un dato que, como al pasar, se suma a que en el país nace un bebé cada 60 segundos. Hagamos la cuenta.

El film, necesario, incómodo, se proyecta hasta fin de mes todos los días a las 19.30 en el Espacio Incaa Cine Gaumont (Av. Rivadavia 1635, Ciudad de Buenos Aires).

MUY BUENO

Parir. Argentina, 2016. Dirección Florencia Mujica. Documental.

Parir