Pocas ediciones del Bafici tuvieron tanta densidad de bajo y tanto redoblante. La presentación en el Bafici 19 de la sección Britannia Lado B lidera un pelotón de películas con la música en el foco. En medio de gritos de one, two, three, four, tempos de candombe y bandoneón rocker, el Bafici pasea por sus pantallas la música de los Sex Pistols, Charly García, el indie porteño y mucho más.

Los Sex Pistols en The Filth and the Fury
Los Sex Pistols en The Filth and the Fury

En este marco Alucinema eligió los cinco títulos que no hay dejar pasar antes de que finalice la muestra internacional. Subí el volumen.

1# Charco: canciones del Río de la Plata (Argentina, 2017). Dirección Julián Chalde. Documental.

Pocas veces el cine documental argentino logró trasladar a la pantalla y más allá las vísceras de lo que está contando. Desde ya, el círculo se achica mucho más si hablamos de trabajos documentales sobre música. Quizá Luca, de Rodrigo Spina, sea uno de esos pocos destacados. Y Charco, sin duda, es otro.

El trabajo del realizador Julián Chalde, protagonizado por el cantante Pablo Dacal en modo investigador curioso, conmueve porque va hasta el hueso de la canción rioplatense. El film traza un recorrido random (y no tanto) por autores e intérpretes que, desde el pop, el candombe y el tango, ponen mente y vísceras al servicio de los acordes. Así es que pasan por la pantalla tipos como Fernando Cabrera, Fito Páez, Jorge Drexler, Hugo Fatoruso, Sofía Viola, Vera Spinetta, Palo Pandolfo y muchos más, recreando en sus voces la música de Charly, Spinetta, Nebbia, Manal (Fatoruso imitando a Javier Martínez es un hit), el propio Cabrera y más.

Hay un pequeño milagro en Charco y no es sólo el sonido, puro, ideal para disfrutar en una buena sala. El flechazo del film es su evidente pasión por la canción de la región, por la búsqueda de respuestas históricas en clave antropológica. ¿Qué nos emparenta a argentinos y uruguayos mientras discutimos el DNI de Gardel? ¿El candombe llegó bien a Buenos Aires? ¿A Los Shakers los incluimos en el rock argentino? En el camino a las respuestas lo mejor es la travesía, regada por algunos de los covers más disfrutables que el Río de la Plata dio en los últimos años, incluso pese a la ausencia de nombres clave como Rubén Rada o Jaime Ross. Como fuere, la canción sigue siendo la misma. Y cada día suena mejor. EXCELENTE

Charco

2# The Filth and The Fury (Gran Bretaña, 2000). Dirección Julien Temple. Documental.

"La mugre y la furia" es el título de este power doc sobre los Sex Pistols, su semilla, su nacimiento, desarrollo y decadencia, todo en apenas 23 meses. La banda que terminó de partir lo que los Stooges de Iggy Pop comenzaron a corroer unos años antes, le puso el ingrediente final y secreto al gran cóctel de insatisfacción, desprolijidad militante, adicciones incontrolables y capricho con estilo. Menos de dos años de vida y un único disco grabado le alcanzaron a John Lyndon,  Steve Jones, Paul Cook, Sid Vicious y, desde las sombras, Malcolm McLaren, para partir en dos a la música popular anglosajona y dejar pegada para siempre la mugre y el desatino en la banda de sonido del rock.

Un montaje alucinado y un muy nutrido material de archivo hacen del film un trabajo monumental y necesario para entender lo sucedido en la Londres de los 70s como para que la tierra de Emerson, Like and Palmer pariera a semejantes herejes. EXCELENTE

The Flith and the Fury

3# Cemento: el documental (Argentina, 2017). Dirección Lisandro Carcavallo. Documental.

El rock argentino se merecía un documental sobre Cemento. La cultura porteña y el arte encarnado en las calles de San Telmo, ni hablar. Carcavallo presenta un documental con testimonios de los 80s y los 90s en el escenario que marcó a fuego a los músicos que en ese entonces todavía no eran parte del mainstream ni llenaban grandes espacios.

De Sumo a Divididos y Las Pelotas. En el medio Bersuit, Miranda, Las Manos de Filippi, La Renga y más, pasando por Pergolini, Katja Aleman y las megalómanas performances del dueño del local, Omar Chabán. Cemento fue patria del rock en Buenos Aires, lugar de ensayo de todo lo que vino después y, en retrospectiva, agujero negro de todo lo bueno y todo lo malo del negocio del rock argentino. A partir de ahi, Cemento es más que una celebración del pogo y el aguante. MUY BUENA

Cemento

4# Rock´n´Roll... Of Corse! (Francia, 2010). Dirección Lionel Guedj. Documental.

Henry Padovani, el hombre que fundó The Police junto a Sting y Stewart Copeland es retratado por una cámara que recorre la huella que dejó a partir de su estirpe punk. Quien podría haber sido el Pete Best de The Police fue mucho más e influyó a no pocos músicos desde su lugar de outsider, al tiempo que logró construir un perfil en clave beatnik.

Con la palabra de Sting y Copeland como fondo de un relato que va mucho más allá de los músicos que conoció Padovani a lo largo de su carrera, la película consigue sus momentos de mayor interés en la personalidad saltimbanqui de su protagonista. Guitarrista, manager, frontman frustrado y, eternamente, ex-The Police, el músico desborda de actitud y bohemia de la buena. Mención aparte para su cortocircuito con el italiano Zucchero, a quien le cedió su lugar en una recordada performance a beneficio junto a Bono de U2. 

A modo de bonus track, Mr. Henry está de visita por Buenos Aires y presentó el film en cada proyección del Bafici. MUY BUENA

Rock´n´Roll... Of corse!

5# Sid & Nancy (Gran Bretaña, 1986). Dirección Alex Cox. Con Gary Oldman, Chloe Webb, David Hayman.

Una de las ficciones más comentadas y populares sobre la cultura rock, con el foco en el ícono de los Sex Pistols aunque no su miembro más relevante. Alcanza con decir que el hombre bajo del pelo revuelto de Vicious es el enorme Gary Oldman y que el film en cuestión lo dirigió Alex Cox, el mismo de Repo Man y uno de los que puso la firma al alucinante guión de Pánico y locura en Las Vegas. MUY BUENA

Sid and Nancy

Rocanrollllllenene, gritaría Pomelo. Allá vamos.