El Gobierno terminó de meter el cuchillo en el INCAA y hubo más despidos
El Gobierno terminó de meter el cuchillo en el INCAA y hubo más despidos

Ralph Haiek, hasta hace unos días vicepresidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y hoy titular del organismo, anunció la salida forzada de tres directivos como parte de la cuestionada "limpieza" que explotó en medio de carpetazos y un escándalo que promete tener todavía más capítulos.

El anuncio se realizó luego de que una asamblea con algunos centenares de actores, directores, estudiantes y periodistas pidiera la renuncia del ministro de Cultura, Pablo Avelluto.

Quienes quedaron fuera del INCAA son el hasta hoy gerente de Administración, Raúl Seguí; el gerente de Relaciones Institucionales, Rómulo Pullol y el titular de la Unidad de Auditoría Interna, Rolando Oreiro.

Lo más subrayable de la situación es que el nuevo gerente de Administración es Nicolás Yocca, ex hombre fuerte del Grupo Clarín como directivo de Artear y Radio Mitre, además de haber pasado por Radio Continental a comienzos de siglo. 

En este marco explosivo, el rector de la prestigiosa ENERC (escuela de cine del INCAA), Pablo Rovito, dejó su cargo en rechazo a la violenta intervención oficial.

La protesta que se realizó en la puerta del INCAA contó con una nutrida presencia de directores y actores, entre ellos Fernando "Pino" Solanas, Luis Puenzo, Darío Grandinetti, Cristina Banegas y Alejandra Darín, entre otros. 

“Vamos a defender al INCAA a capa y espada. Estamos todos unidos en defensa del cine nacional”, dijo Solanas.

La semana pasada Avelluto le pidió la renuncia a Alejandro Cacetta luego de un voluminoso carpetazo que se ejecutó en el programa televisivo Animales sueltos y con la actuación principal de Alejandro Fantino y Eduardo Feinmann, quienes por otro lado demostraron conocimiento nulo del mundo del cine argentino.

La denuncia también llego a la Oficina Anticorrupción, donde se lo acusó de haber contraatado como titular del Instituto a Cinecolor, una empresa que formaba parte de Patagonik, de la que cual fue directivo.

Desde el universo del cine local se insiste en que la movida gubernamental es para desfinanciar al cine argentino, lo cual sería el paso al frente que daría Yocca, quizá el funcionario clave de la nueva gestión.