La realizadora argentina Lucrecia Martel (La ciénaga, La mujer sin cabeza) se sumó a la convocatoria que realizadores audiovisuales organizaron ayer en la Plaza 9 de Julio de Salta para visibilizar su rechazo al desplazamiento de Alejandro Cacetta de la presidencia del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Lucrecia Martel
Lucrecia Martel

La situación explotó cuando desde un sector de Cambiemos se envió una carpeta con papeleo que involucraría a Cacetta en el manejo irregular de fondos para el cine. Los papeles también apuntaron contra el rector de la ENERC, Pablo Rovito. El informe había sido presentado en el programa Animales sueltos, donde Alejandro Fantino y Eduardo Feinmann replicaron en cámara como cierto lo que decía el texto.

Al respecto, Martel pidió que se "den explicaciones" y habló en nombre de los realizadores: "No entendemos porque el nombre de Cacetta es cuestionado y mancillado en los titulares por un informe periodístico de cuarta diciendo cualquier cosa sin ningún conocimiento sobre cuál es la realidad del cine argentino".

La dupla Feinmann-Fantino
La dupla Feinmann-Fantino

Y la directora fue más allá: "Pienso que el problema de este país es la ignorancia y no la maldad. Fantino y Feinmann son dos personas ignorantes de lo que pasa en el cine y salieron a maltratar de una manera baja a una persona que nosotros queremos y respetamos”.

En cuanto a la gestión de Cacetta, quien asumió la presidencia del INCAA en diciembre de 2015, Martel opinó que “estaba tomando buenas decisiones. No tuvo una posición mezquina a pesar de que cuando entró al Instituto había funcionarios de la gestión anterior. Para mí era un ejemplo de funcionario que no estaba fomentando la idea de la grieta tan absurda”, manifestó y agregó: “no entró en la purga de si sos kichnerista o no, y en toda esa miseria argentina”.