En medio del furor por las noticias sobre Marte y el hecho de que allí hay agua, Alucinema aprovecha y elige sus películas favoritas sobre el planeta rojo. 

Marte ataca (Mars Attacks!, 1996), de Tim Burton

Sin ser parte de lo mejor de la filmografìa de Tim Burton, esta comedia sobre una poco amigable invasión marciana al planeta tierra tiene tantos momentos brillantes que desde ya se autojustifica. Por empezar, el hecho de que Jack Nicholson sea presidente de los Estados Unidos. Escena clave: el momento del saludo y la paloma de la paz que es tomada por los aliens como gesto de guerra.

Misión a Marte (Mission to Mars, 2000), de Brian de Palma

El planeta rojo no suele otorgar los mejores tìtulos a algunos grandes realizadores. Este caso de De Palma es un ejemplo, aunque, al igual que con Mars Attacsk, se trata de un film que está por encima del promedio del cine de ciencia ficción, sobre todo por aquellos años de quiebre de siglo, en los que todavía extrañábamos a 2001 y Blade Runner. De Palma cuenta una extraña misión a aquel planeta, con un Tim Robbins que no la pasa nada bien. 

Fantasmas de marte (Ghosts of Mars, 2001), de John Carpenter

Tan mala que es brillante. El director de la primera Halloween entrega aquí su producción más clase B, atravesando todo el abecedario y llegando hasta la Z.  El trío protagónico está a tono con el perfil cuasi irónico de la realización: Natasha Henstridge (famosa por la bizarra Species), el rapero Ice Cube y la legendaria Pam Grier (que venía de volver a la gloria con Jackie Brown).

Planeta rojo (Red Planet, 2000), de Antony Hoffman

Subvalorada película que tuvo la desgracia de estrenarse al mismo tiempo que Misión a Marte. ¿Alguien puede querer ver dos films sobre Marte el mismo año?  Val Kilmer, Carrie-Anne Moss y un perro robot hacen lo que pueden sobre escenografías bastante logradas que nos retrotraen a la ¿hollywoodense? llegada del hombre a la luna. 

Ziggy Stardust and the Spiders From Mars (ìdem, 1973), de D.A. Pennebaker

Un film que pasó a la historia en la carrera de David Bowie, registro de uno de los shows que brindó en los 70s, su época glam y mítica. Canciones inoxidables a cargo del único extraterrestre que se transformó en rockstar.